EL SUPREMO ELIMINA EL PERÍODO EN ERTE PARA CALCULAR LA INDEMNIZACIÓN TRAS EL DESPIDO.