¿Cuándo es obligatorio contratar abogado y procurador?