Caso Paquirri, la sentencia más mediática de los 80