EL PRIVILEGIO DE LA ADQUISICIÓN PREFERENTE