ANTICIPO DE HERENCIA: LA “DIFFINITIO”